Noticias y Publicaciones
27/03/2013
Riesgo País y Estudios Económicos

Coface publicó nuevos indicadores

Regresan los riesgos para los países emergentes: Inestabilidad política, aumento del proteccionismo y burbujas de crédito.

A pesar de un crecimiento en aumento, estimado en un 5,1% en 2013, y de la notable mejora de los fundamentos soberanos y externos, los riesgos en los países emergentes no han desaparecido por completo, aunque han cambiado de naturaleza. Tres grandes riesgos pesan ahora sobre estos mercados. En el plano político, las tensiones se han intensificado, representadas por los movimientos de protesta en el Norte de África y Oriente Medio, y ahora también en Rusia y la India. En el plano económico, estamos asistiendo a un aumento de las medidas proteccionistas. En el plano financiero, el crecimiento excesivo de los préstamos bancarios al sector privado en algunas de las economías emergentes está avivando los temores de una burbuja de crédito, especialmente en Asia.

Riesgo de inestabilidad política en aumento, alimentado por la creciente frustración y por la capacidad de transformar ésta en acción

La ola de revoluciones en el mundo árabe revela nuevas reivindicaciones políticas, culturales e institucionales en los países emergentes. Para analizar la capacidad de una sociedad para provocar una ruptura política, Coface ha desarrollado una nueva visión a través de dos tipos de indicadores: las presiones para el cambio (inflación, desempleo, control de la corrupción, etc.), que miden la intensidad de la frustración socio-política en un determinado país; y los instrumentos para la realización de cambios (educación, redes sociales, porcentaje de jóvenes en la población, el papel de la mujer, etc.), que miden la capacidad de la sociedad para transformar estas frustraciones en una acción política.

De los 30 países emergentes analizados, África del Norte y las regiones de Oriente Medio destacan claramente por la presencia tanto de una fuerte presión como de los instrumentos para el cambio. Este análisis apunta a la persistente naturaleza de los riesgos de inestabilidad en la región, sobre todo en los regímenes post-revolucionarios que han demostrado ser incapaces de satisfacer las demandas de la población, quienes precisamente les han situado en el poder.

Nigeria, Rusia, Kazajstán y China muestran niveles de frustración superiores o iguales a los de Túnez y Egipto, pero con menos instrumentos para el cambio, situación que limita su capacidad de transformar la frustración en un cambio político radical.

Aumento del proteccionismo, un problema potencial para las empresas

Desde 2008, los controles de capital y el proteccionismo se han convertido en un arma de defensa para las economías emergentes, representando un riesgo para las empresas. Cabe tener en cuenta que Rusia, Argentina y, en menor medida, la India tienen, con mucho, los niveles más altos de proteccionismo, mientras que México, Sudáfrica y Turquía se mantienen relativamente abiertos al comercio internacional.

El recurso masivo a las medidas restrictivas puede dar lugar a mayores retrasos en los pagos para los importadores y más obstáculos para las empresas que exportan a estos países proteccionistas. Aún cuando los efectos parecen ser limitados a escala global, se espera que se agraven en un contexto de creciente división internacional de los procesos de producción, suponiendo un impacto negativo sobre las empresas de toda la cadena de valor. Además, se trata de una tendencia que probablemente repercuta más en los países europeos en busca de oportunidades de crecimiento, en un momento en el que la demanda interna se mantiene deprimida.

Aumento del riesgo de burbuja de crédito en Asia emergente

Las actuales políticas monetarias expansionistas de las economías emergentes desde la crisis de 2008-2009 y los errores en los controles preventivos, han generado un crecimiento sostenido del crédito bancario, hasta el punto de formar burbujas de crédito.

Basándonos en un resumen de indicadores referentes a las burbujas de crédito, que comparan los niveles de cúmulo de crédito y su crecimiento, Coface estima que la región de Asia emergente es la de mayor riesgo (Malasia, Tailandia y, en menor medida, Corea, China y Taiwán). Mientras que actualmente el nivel de crédito para el sector privado en otros países no es tan alto, en esta zona está aumentando rápidamente.

Chile, Turquía, Rusia y Venezuela también están experimentando, o lo harán en breve, un boom de crédito.

Descargar esta nota de prensa : Coface publicó nuevos indicadores (101,37 kB)
Parte superior
  • Spanish