Noticias y Publicaciones
11/04/2014
Riesgo País y Estudios Económicos

Coface sitúa a Estados Unidos entre los mejores riesgos, mientras que las principales economías emergentes siguen luchando

Coface sitúa a Estados Unidos entre los mejores riesgos, mientras que las principales economías emergentes siguen luchando

El repunte de las economías avanzadas (previsión del 1,9% para 2014, después del 1,2% de 2013) se refleja en la revisión al alza de las evaluaciones de riesgo país para el Reino Unido y Estados Unidos, que se sitúan en la mejor categoría de riesgo. El nivel de riesgo, sin embargo, se ha incrementado en las principales economías emergentes: las evaluaciones de Brasil, Rusia, Turquía y Venezuela han sido rebajadas o situadas bajo vigilancia negativa.

El ambiente de negocios sigue siendo variable en las economías emergentes. Algunos países, como Ucrania y, de nuevo, Venezuela, han sido degradados. Otros, como Argelia, están avanzando en términos de regulación empresarial.

 

Estados Unidos y Reino Unido: La mejora de su evaluación se basa en sólidos fundamentos.

Estados Unidos alcanza la mejor categoría de riesgo. Ahora posee una evaluación A1, como Japón, Canadá y Suiza, y está experimentando un crecimiento dinámico y equilibrado (la previsión de Coface para 2014 es del 2,7%), beneficiándose tanto del sostenido consumo de los hogares como de la solidez empresarial. La rentabilidad de las empresas ha recuperado su nivel anterior a la crisis, con una deuda relativamente baja. Otro factor que contribuye a la revalorización de los Estados Unidos fue la resolución de la deuda pública en el techo de la crisis a principios de 2014.

Tras un periodo de dos años, el Reino Unido ha recuperado su evaluación A3 con vigilancia positiva. Su crecimiento (con una previsión del 2,1% en 2014), impulsado por el consumo doméstico gracias a un acceso más fácil al crédito, se potenciará aún más este año por el aumento de la inversión. Las empresas están recuperando la confianza, a pesar de que algunos sectores, incluyendo el manufacturero, se están quedando atrás, como los servicios financieros y la construcción.

 

Economías emergentes bajo presión

Las principales economías emergentes aún experimentan una desaceleración en el crecimiento debido a las restricciones de la oferta. Dos de los BRICS se encuentran particularmente afectados por la caída de la inversión.

En Brasil, que bajó su evaluación a A4, el crecimiento potencial también está en riesgo por la desaceleración del consumo y por los problemas estructurales: infraestructuras inadecuadas, escasez de mano de obra calificada y barreras burocráticas.

En Rusia, las tensiones geopolíticas agravan la economía debilitada, lo que lleva a Coface a poner su evaluación B bajo vigilancia negativa. La crisis de Ucrania, así como el aumento de la fuga de capitales, tendrán consecuencias negativas para una tasa de crecimiento ya lenta de por sí (pronóstico del 1,0% en 2014, después del 1,3% en 2013), con un descenso de la inversión.

Puesto que la inestabilidad política es uno de los criterios aplicados por Coface, las evaluaciones A4 de Turquía y C de Venezuela, han sido puestas bajo vigilancia negativa, reflejando las complejas crisis políticas por las que atraviesan ambos países.

En Turquía, no se pueden ignorar los riesgos de la tensión política antes de las próximas elecciones municipales y presidenciales (marzo y agosto de 2014). Coface prevé un descenso del crecimiento hasta el 2% en 2014, afectado por el endurecimiento de la política monetaria y la alta inflación. En cuanto a las empresas, la experiencia de pago registrada por Coface se ha ido deteriorando desde diciembre de 2013.

En Venezuela, la recesión y una hiperinflación se producen en un contexto de problemas sociales y políticos. La situación seguirá siendo frágil hasta las elecciones legislativas de septiembre de 2015, en particular para las empresas en riesgo de privatización y sujetas a la limitación de sus importaciones y a controles sobre los precios y los márgenes. Los proveedores, extranjeros y locales, del Estado y de los sectores del petróleo y gas, están sufriendo retrasos en los pagos a largo plazo.

 

Un clima de negocios muy variado

Junto con la revisión de las evaluaciones globales de riesgo país, Coface lleva a cabo una revisión anual de las evaluaciones de ambiente de negocios.

Entre las mejoras se encuentra Argelia, cuya vigilancia negativa B del entorno empresarial ha sido retirada. El país está sintiendo los beneficios de los cambios en la regulación empresarial introducidos por la Ley de Finanzas de 2014, incluyendo la flexibilización de los procedimientos para la aprobación de proyectos de inversión extranjera.

Por el contrario, entre los descensos de evaluación, encontramos, como cabía esperar, la de Ucrania, que ha sido degradada a D. La situación en el país se ha deteriorado significativamente en los últimos años en términos de control de la corrupción y la calidad regulatoria. La inestabilidad política limita las posibilidades de poder aplicar reformas.

Descargar esta nota de prensa : Coface sitúa a Estados Unidos entre los mejores riesgos, mientras que... (197,18 kB)
Parte superior
  • Spanish