Noticias y Publicaciones
08/10/2015
Riesgo País y Estudios Económicos

¿Cómo se enfrentan los países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG) a la caída de los precios del petróleo?

¿Cómo se enfrentan los países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG) a la caída de los precios del petróleo?
  • La fuerte caída en los precios del petróleo pone de manifiesto la importancia de la diversificación económica.
  • Países con menos reservas financieras, como Bahréin y Omán, son los que están experimentando problemas relacionados con los bajos resultados de crecimiento.
  • Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son los que se han visto menos afectados por la disminución de los precios del petróleo, gracias a las estrategias de promoción del comercio no petrolífero.
  • El consumo privado y los esfuerzos de los gobiernos para promover un crecimiento económico sostenido hacen que las perspectivas todavía sean favorables para los países del CCEAG.
  • Los países del CCEAG prevén un crecimiento del 3,4% en 2015 y del 3,7% en 2016.

Los países del CCEAG actualmente poseen el 30% de las reservas comprobadas de petróleo del mundo, con Arabia Saudita como líder (15,7%), seguida por Kuwait (6%) y EAU (5,8%). Los países del CCEAG produjeron 28,6 millones de barriles al día en 2014, el equivalente al 32,3% del total de la producción mundial. Mientras que la caída de los precios afecta a todos los países del CCEAG, no todos se han visto afectados en la misma medida. Los países más afectados por la caída de los precios son Omán y Bahréin, mientras que el Reino de Arabia Saudita, Kuwait y Qatar son los menos afectados.

Las economías más resistentes se benefician de fuertes fundamentos macroeconómicos, como son una mayor diversificación, sólidas reservas financieras y una mayor integración en el comercio mundial. El desarrollo de la industria y los servicios industriales en estos mercados indica que son menos dependientes de los ingresos provenientes del petróleo.

Predominio del petróleo en los resultados económico

Los países del CCEAG prevén un crecimiento de un 3,4% en 2015 y del 3,7% en 2016. Mientras que estas tasas son consideradas altas comparándolas con otros mercados emergentes, siguen siendo inferiores al crecimiento medio de la región que fue del 5,8% entre

2000 y 2011. La razón para esta desaceleración es el descenso de los precios del petróleo, que han caído aproximadamente desde unos USD 110 por barril a mediados de 2014, a USD 50 en 2015. Mientras que el aumento del gasto gubernamental, junto con la caída de los precios del petróleo han impactado en la región del CCEAG, no todos los mercados han reaccionado de la misma forma. A pesar de las similitudes en las estructuras económicas, los países difieren en su dimensión económica, población, nivel de diversificación y en los precios de equilibrio fiscal.

EAU: resistentes a la bajada de los precios del petróleo

La economía de EAU es una de las más diversificadas dentro de los países del CCEAG, haciéndola resistente a la caída de los precios del petróleo. Los ingresos por hidrocarburos representan el 25% del PBI y el 20% del total de los ingresos de las exportaciones. El sector privado no petrolífero muestra un fuerte crecimiento impulsado por la demanda interna y el turismo, especialmente en Dubai. En el primer trimestre de 2015 el tráfico de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Dubai aumentó un 7%, llegando al 19,7%, con una previsión al alza en el flujo de turistas, teniendo en cuenta la Expo Dubai prevista para 2020.

Las importantes ventas minoristas y el aumento de la confianza impulsan la demanda interna. Las ventas minoristas de Dubai aumentaron un 7% en 2014, y está previsto que aumenten aún más debido al incremento en el número de turistas. El mercado inmobiliario de Dubai está creciendo por la inversión extranjera y por la riqueza de la vecina Abu Dabi.

cuadro 1
Arabia Saudita: acelerando el proceso de diversificación

Si bien el 80% de los ingresos por exportación y alrededor del 85% de los ingresos presupuestarios provienen del sector petrolífero, el reino está acelerando su proceso de diversificación. Los principales motores de crecimiento económico son el elevado gasto público para incentivar el consumo privado y el sector de la construcción, que ha registrado un crecimiento de 6,7% en 2014. Se prevé que la industria crezca en 2015 ya que el gobierno planea invertir en proyectos como infraestructuras de transporte, energía, servicios públicos y vivienda. A principios de 2015, la Autoridad General de Inversión de Arabia Saudita anunció el

Plan de Inversión Unificado, que consiste en un enfoque sobre cuatro sectores específicos, con el fin de impulsar la inversión. Esto incluye la integración del sector energético, aumentar la productividad del sector de la construcción, el turismo, el inmobiliario y el minorista, promover la minería y el transporte, y desarrollar e invertir aún más en educación para mejorar la competitividad. Existen 40 oportunidades prometedoras de inversión en el sector de la salud por valor de 71.000 millones de dólares, incluyendo la fabricación de equipamientos médicos, medicamentos, vacunas, así como también la construcción, y la gestión de hospitales. Hay también 36 proyectos atractivos de inversión de transporte que incluyen la fabricación de autobuses, trenes, sus repuestos, así como también la prestación de asistencia técnica y tecnológica para la creación y el desarrollo de las infraestructuras. El gobierno también busca apoyar el gasto familiar proporcionando un bono con dos meses de salario a los empleados públicos y subsidios con un costo de 5.300 millones de dólares para la electricidad, el agua y la vivienda. Esta inversión estimula el consumo, especialmente las ventas minoristas, y en parte compensa el impacto negativo de la bajada de los precios del petróleo en los ingresos.

cuadro 2
Diversificación e integración mundial

Las economías del CCEAG todavía dependen del petróleo como su mayor producto de exportación y fuente de ingresos. No obstante, los gobiernos locales están intentando reemplazar este modelo de crecimiento económico a través de políticas de diversificación orientadas a reducir su dependencia del sector petrolífero. Los ingresos del sector de los hidrocarburos han sido utilizados para fomentar el crecimiento de las industrias ajenas a los hidrocarburos a través de subsidios y gasto público. Arabia Saudita, EAU y Qatar han sido los que han tenido más éxito en diversificar sus economías en comparación con sus vecinos del CCEAG.

gráfico 1

Exportaciones CCEAG, cuota por región, 2013

Muchos países del CCEAG se encuentran en el proceso de implementar planes económicos a largo plazo (Estrategia 2015 de Arabia Saudita, Visión 2020 de Omán, Visión 2021 de EAU, Visión 2031 de Bahrein y Visión Nacional 2030 de Qatar). Como resultado, la participación del sector no petrolífero en el total del PBI real está aumentando, y se ha incrementado del 12% al 70% en los países del CCEAG entre 2000 y 2013. Las autoridades locales han introducido medidas para promover el comercio, y atraer inversiones directas extranjeras para facilitar el crecimiento económico. Todos los países del CCEAG son economías abiertas con estrechas relaciones comerciales con el resto del mundo. Según el Instituto Nacional de Finanzas, las exportaciones totales de la región ascendieron a más del 60% de su PBI en 2014. Los principales socios de exportación de la región son: Asia, Occidente, Oriente Medio, Norte de África y Turquía.

Resistencia económica en los EAU y Arabia Saudita en sectores específicos

Coface prevé que los sectores de alimentación y bebidas en EAU se beneficiarán de un mercado interno con altos ingresos, un consumo privado sólido, una gran población de expatriados con crecientes demandas, un fuerte crecimiento económico y el hecho del que el país es un refugio seguro. EAU ha estado invirtiendo en la industria de procesamiento de alimentos un total de 1.400 millones de dólares desde 1994, sobre todo en la industria láctea. El sector de alimentos halal continúa su expansión, y se prevé que crezca hasta los 1,6 billones de dólares en 2018, impulsado por una fuerte demanda de los consumidores que buscan una alimentación variada y natural.

grafico 2

En Arabia Saudita, la industria más prometedora es la industria del sector de la automoción. Algunos fabricantes de equipamientos originales han establecido entidades locales en el país. El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita (PIF) ha invertido 1.000 millones de dólares en una fábrica de construcción de automóviles que tendrá una capacidad de producción de 150.000 autos al año en 2018. Se espera que el sector de la automoción crezca en un 3,6 % en 2015 debido a la renta disponible, una demografía favorable y unas tasas de urbanización crecientes.

“Teniendo en cuenta que el petróleo sigue siendo un contribuyente importante en los países del CCEAG, la diversificación económica es vital para que los países del golfo aseguren un constante crecimiento. Esto se ha demostrado en Arabia Saudita y los EAU, que están impulsando el crecimiento del PBI a través de fuertes inversiones públicas en los sectores no petrolíferos. En EAU, el sector de la alimentación y la bebida se prevé que crezca en un 36% entre 2014 y 2019, mientras que la industria automovilística de Arabia Saudita está previsto que crezca en un 5,2% en 2015. A la vista de todas estas cifras de crecimiento, Arabia Saudita y EAU son un ejemplo positivo de la importancia de las economías diversificadas como medio para compensar el impacto de la bajada de los precios del petróleo”, afirmó Seltem Lyigum Economista de la región Mediterráneo y Norte de África de Coface.

Descargar esta nota de prensa : ¿Cómo se enfrentan los países del Consejo de Cooperación para los ... (250,53 kB)
Parte superior
  • Spanish