Noticias y Publicaciones
12/07/2017
Riesgo País y Estudios Económicos

Encuesta de comportamiento de pago empresarial en Asia 2016: Aumento de los retrasos en los pagos de largo plazo

Encuesta de comportamiento de pago empresarial en Asia 2016: Aumento de los retrasos en los pagos de largo plazo

La última encuesta anual de Coface sobre el comportamiento de pagos analiza 2.795 empresas de la región Asia Pacífico, enfocada en 8 países: Australia, China, Hong Kong, India, Japón, Singapur, Taiwán y Tailandia. El estudio también sigue la evolución de los pagos corporativos en 11 [1] sectores.

 

 

 

 

  • 64% de las compañías entrevistadas presentaron retrasos en los pagos durante 2016
  • 12,5% (+4,3 puntos en comparación con 2015) reportó retrasos promedio superiores a 120 días; el nivel más alto en los últimos 4 años
  • Más de una cuarta parte experimentaron retrasos en los pagos ultra largos2
  • En China, India y Tailandia, se presentaron deterioros; mientras que en otros países, el comportamiento de pagos permanece estable
  • Los sectores con mayor riesgo son construcción, maquinaria industrial y electrónica, TI-telecomunicaciones y metalúrgico

 

“2017 será otro año desafiante, plagado de crecientes incertidumbres globales ligadas a la desaceleración de China. Será agravado por los desafíos fiscales experimentados por los países exportadores de commodities y por el endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos. Tomando en cuenta todos estos factores, la experiencia global de pago de las empresas en las ocho economías regionales seleccionadas seguirá siendo débil”, dijo Carlos Casanova, Economista para Asia Pacífico de Coface.

China, India y Tailandia: presentan deterioros en el comportamiento de pagos corporativos

Promedio de días de retraso, % de participantes

1

64% de las empresas encuestadas experimentaron retrasos en los pagos en 2016. Los riesgos de retrasos parecen seguir aumentando en toda la región. El número promedio de días de pago atrasado se prolongó en 2016. Hubo un incremento significativo en el segmento de los participantes que experimentaron retrasos que exceden los 120 días, de 8,2% en 2015, a 12,5% en 2016.

En 2016, un mayor número de encuestados (25,8%, frente a 24,2% en 2015) sufrieron montos vencidos de largo plazo que superaron el 2% de su facturación total anual [2]. En un nivel más detallado, los datos revelan que la situación se ha ido agravando, en términos de empresas con montos vencidos ultra largos equivalentes o superiores al 10% de su volumen de negocios anual total. Este porcentaje ha aumentado de 3,4% en 2014 y 5,1% en 2015, a 5,4% en 2016, resultando en una reducción significativa de los flujos de caja para las empresas.

Montos vencidos como % de la facturación anual, % de participantes

2

 

 

Si bien la situación se deterioró en toda la región, se observaron algunas diferencias geográficas. El aumento más notable de los riesgos de impago se observó en China, seguido por Tailandia y la India. Más compañías en Australia (14%) y Japón (9%) reportaron montos vencidos ultra-largos que exceden el 2% de su facturación anual, pero estos aún representan un nivel relativamente bajo. Se observaron mejoras en Singapur y Hong Kong, mientras que Taiwán se mantuvo estable.

 

 

 

 

Se intensificaron los problemas de retrasos en los pagos en la mitad de los sectores analizados

Construcciónpermaneció en 2016 como el sector de mayor riesgo en la región Asia Pacífico. El porcentaje de los encuestados que registró cuentas vencidas de largo plazo, excediendo el 2% de su volumen de negocios anual, fue del 33%, este porcentaje es el más alto entre todos los sectores de la encuesta de Coface. La inestabilidad derivada de la desaceleración económica en China, combinada con las incertidumbre en torno a las políticas monetarias y fiscales de Estados Unidos, probablemente influirán en las perspectivas económicas de la región. Esto está afectando la confianza tanto para las inversiones privadas como en los compradores de viviendas. Además el endeudamiento de los hogares permanece alto en algunas economías de la región Asia Pacífico (como Australia, Tailandia, Singapur, Malasia y Corea del Sur). Esto podría reducir la capacidad de compra de casas, especialmente si las tasas de interés aumentan a la par de la Reserva Federal de los Estados Unidos. La inversión en infraestructura pública en algunas regiones, ayudará a amortiguar al sector de la construcción contra una caída más pronunciada en 2017.

Siguiendo de cerca al sector de la construcción, el sector de maquinaria industrial y electrónica fue el siguiente más vulnerable en 2016. El porcentaje de encuestados que registró retrasos en los pagos de largo plazo que exceden el 2% de su volumen de negocios anual total, permaneció alto en 2016 (32%). Esto hace pensar en los riesgos de pérdida extrema para la maquinaria industrial y electrónica, siendo probablemente 2017 otro año difícil para el sector. Factores pro-cíclicos apuntan a una demanda aletargada en lo que resta del año, debido a la desaceleración de la actividad en China y a un débil gasto de capital en la región Asia Pacífico. Señales de saturación en China y una fragmentación significativa en el mercado, aumentarán la competencia. Asimismo, el regreso de las presiones deflacionarias en los principales mercados de Asia, incluyendo China (donde la inflación de precios de producción ha disminuido desde febrero), podrían restringir aún más los márgenes.

Los riesgos de impago parecen haberse deteriorado en el sector de TI-Telecomunicaciones, ya que un porcentaje más alto de encuestados (68% en 2016, frente a 63% en 2015) experimentó un aumento en los retrasos en los pagos. La inversión en infraestructura pública en algunas economías de Asia Pacífico, así como mega proyectos estratégicos como la iniciativa “Franja y Ruta” de China, generarán demanda adicional en los próximos años. Esto proporcionará alivio, especialmente para las telecomunicaciones. Sin embargo, la fuerte competencia en el sector de tecnologías de la información, junto con el deterioro en las condiciones de liquidez, probablemente fomentará un entorno propicio para las fusiones y adquisiciones en 2017.

Si bien el sector metalúrgico sigue siendo uno de los más riesgosos, su desempeño en 2016 se vio impulsado por la recuperación de los precios de los commodities. El sector metalúrgico probablemente continuará enfrentando desafíos en 2017. La economía china ha comenzado a mostrar signos de desaceleración y las autoridades están implementando medidas para enfriar la especulación inmobiliaria y la demanda. Esto podría traducirse en una recaída en los precios de los metales, lo que seguramente afectará los márgenes. Es probable que continúe la restructuración, después de la fusión entre Baosteely de Wuhan Iron and Steelen 2016. Para 2017, se esperan cierres de compañías zombies [3] de China del sector siderúrgico y un aumento de las fusiones y adquisiciones.

 

[1] Los 11 sectores encuestados son: automotor y transporte, químico,

construcción, electrodomésticos, maquinaria industrial y electrónica,

TI-telecomunicación, metalúrgico, papel y madera, farmacéutico, ventas

minoristas e indumentaria - textil.

[2] La experiencia de Coface ha mostrado que aproximadamente 80% de los montos vencidos de muy largo plazo (180 días o más) jamás son recuperados. Cuando más del 2% del volumen de negocio total anual de una compañía se encuentra implicado dentro de las deudas vencidas de largo plazo, puede existir un déficit en el flujo de caja si el riesgo de impago se materializa, conduciendo esto a una liquidez más restrictiva y a dificultades financieras.

[3] Las “compañías zombies” son aquellas muy endeudadas, las cuales necesitan un paquete de rescate para poder operar.

Descargar esta nota de prensa : Encuesta de comportamiento de pago empresarial en Asia 2016: Aumento d... (178,18 kB)
Parte superior
  • Spanish