Noticias y Publicaciones
28/06/2018
Riesgo País y Estudios Económicos

Riesgo país y riesgo sectorial a nivel mundial

Riesgo país y riesgo sectorial a nivel mundial

Señales de un incremento en los riesgos en el segundo trimestre

  • Cierta sensación de déjà vu entre los contextos económicos de 2018 y de 2012-2013
  • La baja de la evaluación de Italia a A4, ha sido el foco de atención
  • El aumento en los precios del petróleo benefician al sector energético en muchos países, pero combinado con la salida de capitales, es perjudicial para las economías de Argentina, Turquía, Sri Lanka y la India
  • Construcción y ventas al por menor, los principales sectores afectados por el riesgo cambiario en los países emergentes
  • La intensificación de las políticas proteccionistas inquieta a las empresas

Para este trimestre, descensos en las evaluaciones en la mayoría de los casos

El alto número de señales de riesgo en el segundo trimestre de 2018 nos recuerda a la situación vivida en los años 2012-2013: el aumento de la deuda pública en la zona euro, el incremento del proteccionismo, los altos precios del petróleo, la salida de capitales en los principales países emergentes, desaceleración del comercio mundial. Si bien la magnitud del impacto no es la misma, teniendo en cuenta que el precio del petróleo es más bajo (75 USD al comienzo de junio de 2018 comparado con cerca de los 110 USD en 2012), y el rendimiento de los bonos gubernamentales italianos a 10 años que es dos veces menor, son señales que confirman que el punto máximo de crecimiento ha pasado. El riesgo crediticio de las empresas está aumentando en las economías avanzadas donde, después de un comienzo de año marcado por una pérdida de confianza ligada al creciente proteccionismo, se observa una desaceleración en el crecimiento (previsiones de 2,2% en 2018 y 2% en 2019 para las economías avanzadas, previsión de 2,1% para 2018 y 1,8% en 2019 para la zona euro). Por lo tanto, Coface ha degradado la evaluación de riesgo país de Italia a A4, donde las empresas que están particularmente endeudadas serán vulnerables a un potencial endurecimiento de las condiciones de financiamiento bancario. Estados Unidos se destaca como una excepción, quedándose exento de esta desaceleración (previsión de crecimiento de 2,7% en 2018, después del 2,3% en 2017).

Aunque el reciente aumento de los precios del petróleo está beneficiando a los exportadores emergentes, como Omán, que ve mejorada su evaluación a B, y Malasia (A3); las naciones importadoras están enfrentando el deterioro de su balanza comercial y han reducido el atractivo de sus activos financieros ante los inversionistas internacionales, similar a la situación observada en 2013. Estos países incluyen a Argentina (ahora C), Turquía (C), Sri Lanka (C) e India (B), que Coface está degradando observando una demanda interna dinámica que favorece las importaciones y las tensiones políticas internas. En otras economías emergentes, el riesgo cambiario está socavando los sectores en los que el proceso de producción requiere la importación de insumos, mientras que los puntos de venta se encuentran esencialmente en el mercado interno. Los sectores que ya se encuentran afectados son el de la construcción en Argentina (degradado a “alto riesgo”) y de las ventas al por menor en Argentina y en Turquía (muy alto riesgo).

La situación del petróleo, que favorece para el desarrollo delsector energético(cuya producción se reactiva con fuerza), ha llevado a Coface a revisar su pronóstico del precio del petróleo a 70-75 USD para 2018, correspondiendo a un incremento del 30%  comparado con el precio promedio de 2017. Se ha mejorado la evaluación de este sector, en cinco países:Estados Unidos (bajo riesgo), Canadá (riesgo medio), Emiratos Árabes Unidos (riesgo medio), Arabia Saudita (riesgo medio) y Francia (riesgo medio).

La Guerra comercial ya está afectando al sector de tecnologías de la información y comunicación en China y la industria metalúrgica en Canadá

El preludio de la guerra comercial fue anunciado a principios de año y ha sido confirmado. La política de proteccionismo de Estados Unidos se ha intensificado, focalizado en las exportaciones chinas, incluyendo muchos productos del sector de tecnologías de la información y comunicación “Hecho en China 2025”, lo que explica la degradación del sector TIC chino a la categoría “riesgo alto”.

Canadá será probablemente el más afectado, entre los países perjudicados recientemente por la entrada en vigor de las medidas proteccionistas de Estados Unidos sobre el acero y aluminio, por lo tanto se ha degradado el sector metalúrgico de Canadá a “riesgo muy alto” (87% de sus exportaciones de acero son hacia Estados Unidos).El sector metalúrgico se ha desenvuelto favorablemente en Estados Unidos, permitiendo a Coface realizar una mejora en su evaluación a "riesgo medio”.

 

----
La evaluación riesgo país de Coface (160 países) cuenta con una escala de ocho niveles, en orden ascendente de riesgo: A1 (riesgo muy bajo), A2 (riesgo bajo), A3 (riesgo bastante aceptable), A4 (riesgo aceptable), B (riesgo significativo), C (riesgo alto), D (riesgo muy alto) y E (riesgo extremo).

La evaluación sectorial de Coface (13 sectores en 6 regiones geográficas,24 países, representando casi el 85% del PIB mundial) está clasificado en una escala de 4 niveles: riesgo bajo, riesgo medio, riesgo alto y riesgo muy alto.

 

Descargar el panorama:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Evaluaciones de riesgo sectorial – 2do trimestre 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mapa de evaluaciones de riesgo país • 2do trimestre 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : Riesgo país y riesgo sectorial a nivel mundial (140,27 kB)
Parte superior
  • Spanish
  • <-- for forms on mobile device -->