Noticias y Publicaciones
06/07/2017
Riesgo País y Estudios Económicos

Riesgo país y sectorial a nivel mundial

Riesgo país y sectorial a nivel mundial

El segundo trimestre de 2017marcó un nuevo comienzo para Europa y Rusia, y por el lado sectorial para las industrias automotriz y agroalimentaria en varios países.

Con el fin de brindar una perspectiva más amplia de los riesgos mundiales, Coface publica ahora, evaluaciones trimestrales de 13 sectores en 24 países, que representan casi el 85% del PIB mundial, así como evaluaciones de riesgo país de 160 países.

 

 

Europa está en vías de aceleración, como evidenció la ola de mejoras en las evaluaciones

Las señales contradictorias de la economía de Estados Unidos (A2, riesgo bajo), junto con la falta de claridad en torno al paquete de estímulo fiscal, incitan a la prudencia. A pesar de una mejora en el PIB durante el primer trimestre (de 0,7%, a 1,2%) y el desempleo en su nivel más bajo en casi dieciséis años, el consumo doméstico continúa deteriorándose. Además, es probable que el crecimiento del crédito se desacelere, como resultado de un esperado aumento en las tasas de interés.

El sector energético de Estados Unidos que se encuentra en situación de recuperación, ha mejorado su evaluación a "riesgo alto". La producción de petróleo crudo y la industria de servicios petroleros en tierra están creciendo y continuarán su expansión como resultado de la relajación regulatoria.

La Eurozona está en un momento positivo, disfrutando de condiciones de financiación muy favorables, el apoyo a la inversión para el crecimiento y un resurgimiento de la confianza empresarial. Las insolvencias han disminuido en casi todos los países, excepto en el Reino Unido (que se ha debilitado por la desaceleración del consumo) y en Bélgica (cuarto socio comercial de la Eurozona). En estos dos países, se espera que las insolvencias aumenten en + 9% y + 5%, respectivamente, en 2017 según las previsiones de Coface.

En esta ocasión, Coface está mejorando su evaluación para España a A2, debido al crecimiento y el comercio exterior que son particularmente dinámicos. Portugal también mejora a A3, país que ha salido del procedimiento de déficit excesivo de la Comisión Europea.

Varios sectores siguen esta tendencia positiva. El sector agroalimentario, tanto a nivel regional en Europa Occidental y en Francia, ahora se encuentra evaluado como “riesgo medio”. Este es el resultado del aumento de los precios de las materias primas y el fin de las condiciones climáticas desastrosas para los cultivos. El sector metalúrgico en Alemania ahora se clasifica como “riesgo medio”, derivado de la estabilización de precios y las dinámicas positivas de sus principales mercados. El sector automotor en Italia ahora está clasificado como “riesgo bajo ".

Europa Central continúa beneficiándose de la mejora de las evaluaciones. Este trimestre, el sector farmacéutico está clasificado como “riesgo bajo”, debido al incremento en la demanda interna y externa. El sector energético ha mejorado su clasificación a “riesgo medio”, tanto a nivel regional como en Polonia, impulsado por la rentabilidad de las compañías de refinación de petróleo y el aumento previsto de la demanda. El sector metalúrgico está clasificado en “riesgo medio” a nivel regional y en Polonia, gracias a inversiones nuevas en infraestructura y la recuperación de la industria automotriz.

Desempeños diversos en países emergentes, incluyendo Rusia, China e India

Rusia experimenta una ligera recuperación, donde la evaluación del país ha mejorado a B. Las inversiones y la producción industrial están aumentando y las ventas minoristas cesaron su caída gracias al nivel controlado de inflación (cerca del 4%). Las ventas de automóviles han aumentado (+11% en 2017), permitiendo que el sector haya mejorado de “riesgo muy alto” a “riesgo alto”. Uzbekistán (ahora C) en particular, se está beneficiando de la recuperación de la actividad en Rusia, así como del financiamiento tanto del Banco Mundial, como del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, y de la atenuación de la incertidumbre política.

La situación es mixta en Asia emergente. En China (que fue degradada en junio de 2016, señalando “riesgo significativo”), los indicadores han vuelto a rojo. La economía del país se está desacelerando y los riesgos de insolvencia están aumentando, especialmente debido a condiciones de crédito más estrictas. El sector automotor en particular (tanto a nivel regional como en China), fue degradado a “riesgo alto”, debido a las drásticas medidas de control en los automóviles de combustión interna. A pesar de una disminución en las ventas de automóviles, el sector de ventas minoristas se está beneficiando de una demanda robusta, por lo tanto ha mejorado para llegar al nivel “riesgo bajo”. En India, la evaluación del sector agroalimentario mejora a “riesgo medio” sustentado por las condiciones climáticas que han vuelto a la normalidad.

Se incrementan los riesgos en el Medio Oriente y en África

Medio Oriente y África son las regiones en las que las evaluaciones de los países se han deteriorado más desde 2014-15. Esto se debe al aumento de las tensiones políticas y la caída de los precios del petróleo y el gas. Coface ha rebajado varios países este trimestre. El crecimiento económico y la situación financiera de Qatar (ahora A4) podrían empeorar, tras las recientes medidas adoptadas por otros países del Golfo. Bahrein (ahora C) se enfrenta a un déficit presupuestario elevado y una deuda excesiva. La perspectiva de Namibia (ahora B) para este año es débil, a pesar de la recuperación del sector minero. Mauricio (ahora A4) recibió calificaciones más bajas en los benchmarks internacionales que miden el clima de negocios.

También del lado sectorial, los riesgos continúan creciendo, como lo demuestra el descenso de la industria farmacéutica a “riesgo medio” en los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, debido a un gasto público menor.

La evaluación riesgo país de Coface (160 países) cuenta con una escala de ocho niveles, en orden ascendente de riesgo: A1 (riesgo muy bajo), A2 (riesgo bajo), A3 (riesgo bastante aceptable), A4 (riesgo aceptable), B (riesgo significativo), C (riesgo alto), D (riesgo muy alto) y E (riesgo extremo).

La evaluación sectorial de Coface (13 sectores en 6 regiones geográficas, 24 países, representando casi el 85% del PIB mundial) está clasificado en una escala de 4 niveles: riesgo bajo, riesgo medio, riesgo alto y riesgo muy alto.

 

Ver publicación:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : Riesgo país y sectorial a nivel mundial (164,19 kB)
Parte superior
  • Spanish