Noticias y Publicaciones
24/11/2017
Publicaciones económicas

El sector automovilístico en Reino Unido y el Brexit, o ¿Cómo frenar una industria que avanza?

El sector automovilístico en Reino Unido y el Brexit, o ¿Cómo frenar una industria que avanza?

La industria automovilística británica está entrando en un periodo de sequía. Se están desoyendo las voces de los principales representantes de la industria británica sobre las consecuencias de un Brexit duro, mientras aumentan las dificultades en un entorno económico incierto. Estos representantes creen que las actuales negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea son, en este punto, desfavorables  para sus intereses, a pesar de que recientemente la  Primera Ministra  hizo hincapié en la voluntad del país de permanecer en el Mercado Único. Parece que los prósperos años de la industria automovilística son cosa del pasado. A pesar de sus muchas ventajas, el sector tendrá que renovarse una vez más si quiere resistir el impacto del Brexit. En un momento en el que el sector del automóvil tiene que hacer frente a múltiples desafíos, la perspectiva de una salida turbulenta de la Unión Europea pesa sobre su capacidad futura de inversión e innovación. El debilitamiento del ejecutivo británico añade incertidumbre al futuro del sector.  

¿SE HA QUEDADO EL SECTOR SIN COMBUSTIBLE?

Síntomas negativos que afectan a una industria puntera

El sector automovilístico es una de las principales industrias del Reino Unido. Según la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido, la industria automovilística genera cerca de 16.000 millones de libras (18.000 millones de euros), un aumento del 55% desde 2010. El sector representa casi el 1% del PIB, cerca del 9% del valor añadido de la industria manufacturera británica y ocupa el cuarto lugar en Europa en términos de producción según la Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos (ACEA), detrás de Alemania, España y Francia. Además, emplea a 169.000 trabajadores. Por otra parte, su tasa de productividad es la segunda más alta de entre estos cuatro países (10 vehículos por empleado), detrás de España. Sin embargo, en términos de producción mundial de vehículos, en 2016 se situaba  en el puesto número 13, muy lejos de China y EEUU. La industria está intensamente orientada hacia las exportaciones, que suponen cerca del 79% de su producción. De ellas, el 55% se han exportado a países de la UE, cerca del 16% a EEUU y un 7% a China. Esto se explica por la orientación de los fabricantes británicos a los vehículos de “alta gama”. Reino Unido por lo tanto alberga una plataforma de fabricantes conocidos mundialmente por la calidad de sus vehículos: Jaguar, Bentley, MINI, MacLaren, Land Rover, Aston Martin, etc. Sin embargo, casi todas estas marcas son subsidiarias de los principales grupos internacionales, especialmente BMW y Tata Motors. Además, esta industria está integrada dentro del resto de la Unión Europea (UE). De acuerdo a las aduanas británicas, en  2016 el país importó cerca del 80% de los componentes necesarios para sus automóviles. 

Descargar la publicación
Mini-Panorama-150x215px

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta publicación : El sector automovilístico en Reino Unido y el Brexit, o ¿Cómo frena... (598,07 kB)
Parte superior
  • Spanish